Bloque

Por qué El Hackatón necesita existir

Bloque

El tiempo es aquello que pasa entre uno y otro meme de Julio Iglesias. Y va muy rápido. Tanto que parece increíble que haya pasado todo un año desde que colaborásemos en la organización del primer Hackatón que se celebró en Almería.

Teníamos nuestras razones para arremangarnos. Y, poco más o menos, todas ellas siguen vigentes.

Imagen de la edición 2014 de ElHackatón

Pero este año, además, se ha orientado específicamente hacia el internet de las cosas. Precisamente el tema que abrió este blog hace ya 5 años. Entonces nos preocupaba cómo evolucionaría esa red aparentemente invisible que conectaría los objetos.

Hoy es una realidad evidente. Las empresas han impulsado este nuevo mundo que consigue que nuestros electrodomésticos nos conozcan mejor que nosotros mismos. Y lo han hecho con su habitual eficacia y frialdad, convirtiéndonos en el proceso en otros objetos más de la red: ahora somos un conjunto de datos medibles, almacenables y analizables.

Por eso creemos que es imprescindible humanizar esa maraña de conexiones, para que las ciudades inteligentes sean sobre todo amables y los objetos se conviertan en herramientas que nos permitan expandir nuestra creatividad y aportar soluciones que mejoren la vida de los demás.

Y eso, precisamente, es de lo que va El Hackatón 2015.