UXSpain 2015: Tocar, pellizcar y golpear.

Vaya por delante mi profunda admiración por todas y cada una de las personas que este fin de semana han subido al escenario para compartir sus experiencias y conocimientos con los más de 400 asistentes de UXSpain. Sin ellos y ellas, este encuentro no sería más que una reunión de amigos que se juntan una vez al año para verse las barbas caras.

Pero UXSpain debe ser más que eso. Debe ser el evento de referencia a nivel nacional y esta vez no lo hemos conseguido. Los contenidos, salvo honrosas excepciones, no han estado a la altura de una organización que un año más raya la excelencia.

Lámina de regalo a los asistentes al UXSpain, cortesía de Tomás Hijo.

Puestas en escena reguleras y miedo a enseñar lo que realmente hacemos era algo que ya habíamos superado tras la primera edición. Afortunadamente, la visita a UXSpain sigue siendo obligatoria porque lo que ha molado, ha molado de verdad.

Me quedo con la lámina de regalo y los ejemplos de comunicación gráfica de Tomás Hijo, la experiencia y visión de Agustín Cuenca como empresario tecnológico, algunos de los tips de Ale Muñoz para agilizar procesos, el increíble trabajo de Irene Pereyra, la labor de Rubén Pérez Huidobro en gov.uk y Alberto Romero hablando sobre los Límites del Diseño.

Y por supuesto, me quedo con un evento que cambió la inauguración institucional —esta vez no hubo políticos al micrófono— por el envío de un fuerte abrazo a Cesar Astudillo.

En geekia diseñamos servicios y productos digitales pensados para las personas. Si quieres que te ayudemos a crear experiencias relevantes para tus clientes, contacta con nosotros.